jueves, 21 de julio de 2011

Outtake Decisiones Incorrectas: Rosalie&Emmett. Primer Encuentro.


Cinco años atrás…

Rosalie llegó a Chicago esa mañana agotada y maltratada por el viaje. De nuevo maldijo a Edward por no atender su proyecto, sinceramente, ¡era su edificio! Es su obligación estudiar su desarrollo, pero como siempre desde que lo conoce se aprovecha de su buena voluntad y tiene que salvarle el culo…

Se colocó sus lentes oscuros Prada para que la gente no observara su mirada y empezó a caminar fuera del Hotel donde se había registrado unas horas antes. Quería salir de eso rápidamente y tal vez en un par de días regresar a casa, a un frío más agradable que el que había en ese sitio, sin tanto viento.

Escuchó un silbido de admiración de un sujeto y rodó los ojos, otro hombre pasó por su lado y se volteó para mirarla y ella se sintió obligada a mantener su mano abajo y no mostrarle el dedo.

Si… si… quería decir, estoy buenísima, lo sé, pero no entraras en mis pantalones, no importa cuánto fantasees con eso, ¡idiota!



Generalmente no prestaba atención a las miradas lujuriosas, otras veces le fascinaban y le hacían sentir gustosa porque todavía las inspiraba; pero justo en ese momento quería golpear a cualquier sujeto que se le acercara ya que estaba amargada, cansada, jodida por el cambio de horario y no era un buen día.

Movió su flequillo con sus dedos para que no cayera sobre sus ojos y levantó su mano para llamar un taxi, unos segundos después un carro blanco se estacionó a su lado y sonrió mientras se montaba en el vehículo, ya que lo había conseguido extremadamente rápido, lo cual no era muy fácil en Inglaterra.

-¿Para dónde, preciosa? – Preguntó el hombre de mediana de edad y sinceramente bastante asqueroso para la vista. Ella lo miró con desagrado y le dijo la dirección mientras percibía que él miraba a su busto por el retrovisor.

Trató de controlarse e ignorarlo, pero un minuto después sin que el vehículo arrancara bufó indignada.

-¡Hey! – Le gruñó – el camino está enfrente de ti no en medio de mis tetas. Si no te importa o no quieres una jodida patada en tu seguramente pequeño pene te aconsejo que voltees tus malditos ojos y me lleves donde te ordené… imbécil… - terminó bajito y sintió como el carro arrancaba rápidamente.

Unos minutos después suspiró en el asiento y se acomodó su falda verde bosque debajo de las rodillas y completamente ajustada y su camisa blanca ceñida con un cinturón plegado en su cintura, estaba usando su par de zapatos favoritos, cerrados y del mismo tono de la falda que tenían casi doce centímetros de tacón y le hacían sentir ligeramente poderosa, sobre todo porque al ser alta de por sí, agregándole esos centímetros estaba casi a la altura de muchos.

Llegaron a su destino media hora después, el hombre no la había mirado en todo el viaje o tal vez sí, pero no se preocupó en interesarse lo suficiente para que le importara. La verdad en esos días no muchas cosas lo hacían. Incluso antes de ir hacia allí había botado a Paul, con quien estuvo desde dos meses atrás, era abogado, le calificaba con un seis en la cama, y era atento, pero en el momento que le dijo que deseaba un poco más de ella que su coño algo explotó y le hizo alejarse.

¡Maldito Royce! Gritó su subconsciente y ella apretó los labios ya que tenía tiempo que ese nombre no era mencionado ni siquiera por su cerebro. A Rosalie le costó tiempo entenderlo, cerrarse, dejar de ser la ilusa que era antes y evitar entregarse completamente, pero al final lo hizo. No debería maldecirlo, sino más bien agradecerle el favor porque él fue el causante de ese triunfo, pero pensándolo bien… primero preferiría que le mataran lentamente un grupo de termitas asesinas comiendo parte a parte su cuerpo hasta que lleguen a su cerebro durante horas, muchas horas torturantes, antes que tener un buen pensamiento sobre ese patán desgraciado.

Se bajó del taxi después de pagarle al hombre sin mirarlo ni darle ningún tipo de propina y caminó hacia la construcción. Lo primero que notó es que el edificio estaba más adelantado de lo que esperaba.

Hacía solo cuatro meses que la sucursal de Inglaterra dio la orden de realizar una réplica del diseño de Edward en Chicago; unos días después a eso se asignó un terreno que fue comprado como inversión en esa ciudad, pero generalmente pasaba mucho tiempo para que se adecuara un diseño a las situación climática, arquitectónica y constructora de un determinado sitio, por lo que le asombraba que éste hubiese avanzado tanto en tan corto tiempo. Ahora entendía el porqué del apuro de su amigo para que fuera a verificar la edificación.

De acuerdo a sus notas el encargado de ese proyecto era la casi nueva adquisición de la Empresa, un arquitecto de menos de un año de graduado llamado Emmett McCarthy, según el Jefe del Departamento de Arquitectura, él era una especie de erudito en la organización, planificación y diseño. Si bien Rose no se dejaba impresionar con palabras tontas, era cierto que el edificio ya estaba adelantado en sus cimientos y se encontraba deseosa de confirmar los cambios que había hojeado antes de realizar ese viaje.

Caminó hacia la construcción e inmediatamente empezó a escuchar silbidos de los trabajadores que estaban uniendo la mezcla y los que estaban soldando las bases. Esos si los ignoró completamente, no era una leyenda eso de que ellos adulaban a cualquier cosa con curvas y le divertía las cosas que decían porque eran completamente inofensivos, además que después cuando se enteraban que era su jefa… la expresión de sus caras no tenían precio.

Iba a preguntar dónde estaba la oficina de McCarthy cuando vio un tráiler a unos metros de la construcción y asintió imaginándose que ese era el sitio del encargado. Caminó hacia allí y cuando llegó sonrió al ver en gran aviso con el logo de la empresa y debajo el nombre del arquitecto jefe.

Tomó la manilla para abrir sin tocar y frunció el ceño cuando la encontró cerrada. Se alejó ligeramente para ver si había una ventana que descubriera si no había nadie, pero unos segundos después se dio cuenta que todas las cortinas estaban corridas y las ventanas cerradas, se iba a retirar en ese momento pero una de las cortinas se movió y observó un movimiento dentro del tráiler.

-¿Hola? – Preguntó Rose e iba a tocar cuando escuchó el primer gemido femenino - ¡Oh, Dios! – dijo burlándose mientras se acercaba a la puerta más como un interés morboso que por otra cosa.

Colocó la oreja en su puerta y escuchó un gruñido de un hombre y movimientos de… bueno acoplamiento. Se rió por un segundo y escuchó otro grito de una mujer. ¡Demonios, parecía que la estuviesen matando! Negó con la cabeza y volvió a ver el sitio donde se encontraban. Por Dios, era su trabajo, ¿cómo se le ocurría a Emmett follarse a una mujer en su tráiler?

Una parte de ella se sintió indignada inmediatamente, pero un segundo después todas sus ínfulas bajaron cuando recordó lo que ella y Edward habían hecho en un tráiler unos meses atrás… sinceramente no tenía moral para decir nada.

Escuchó a la mujer gritar de nuevo y el hombre diciendo algo parecido a que lo apretara más fuerte. Evitando una carcajada salió corriendo de allí decidiendo dejar al chico echar su polvo en paz y después le reclamaría sobre los sitios apropiados para follar. No quería ser hipócrita pero era su jefa así que… no le quedaba más remedio.

Caminó hacía la construcción de nuevo y en ese momento la detuvo un hombre con un casco amarillo.

-Disculpe señorita, no puede estar aquí.

Ella lo miró de arriba hacia abajo y sonrió un poco burlonamente, no podía evitarlo.

-¿Cuál es su nombre? – Cuestionó ella mirándolo con curiosidad.

-Randy Cliffton, señorita, si me permite, la puedo escotar hasta…

-Deténgase – le ordenó Rose enseñándole sus credenciales -. Por supuesto que tengo derecho a estar aquí, Cliffton. Mi nombre es Rosalie Hale, trabajo en Pattens, y estoy aquí para supervisar esta obra.

El hombre abrió los ojos desmesuradamente y asintió acelerado.

-Estoy aquí para hablar con McCarthy pero… no lo he encontrado – dijo sin agregar que sabía que estaba follando en su tráiler, nunca le había gustado hablar de las faltas de las personas con terceros.

-Por supuesto, ya se lo llamo, esperé acá – dijo y le buscó una silla, quien sabe de dónde, un casco y la dejó sentada a un lateral de la construcción.

Unos minutos después Rosalie se preguntó hasta cuando el chico iba a estar en la faena cuando observó a una chica rubia caminar hacia donde estaba. Tenía los ojos grises, era delgada y ciertamente no parecía trabajar allí así que sabiendo que era imprudente para esa mujer pasar por ese sitio, sin contar con las demandas que le podrían ocasionar a la empresa si algo le pasaba, se levantó y camino hacia ella.

-Disculpa, no puedes estar aquí – informó cuando llegó frente a ella con una sonrisa tratando de sonar amistosa.

La chica frunció el ceño y asintió lentamente -. Solo vine a dejarle la comida a mi prometido.

-Puede ser, pero éste no es un sitio muy seguro para…

-Suenas como Emmett… - dijo divertida -, ya lo he hecho varias veces antes, aunque sé que a él no le gusta, me dice exactamente lo mismo.

Rose dejó de sonreír y ladeó la cabeza mientras la miraba detalladamente -. ¿Emmett?

-Emmett McCarthy – agregó orgullosa -, mi prometido – dijo como si fuera lo más obvio –. Es tan protector… - terminó rodando los ojos.

Rosalie asintió aunque ya sin sonreír y volteó hacia el tráiler. Después volteó y observó los ojos confiados de la chica sintiendo como la rabia y la furia envolvían su ser. Ella había tenido esa mirada, años atrás cuando fue tan idiota en creer lo que los hombres le decían, en las promesas idiotas y las excusas paupérrimas; eso fue antes que todo se jodiera, que se diera cuenta que había sido tratada como una idiota y descubrir que su “amor” tenía dueña y una enfermedad en su pene que casi le arrebata su futuro.

Cuando era una estúpida y creía en algo… antes de aprender.

Todos los hombres eran unos malditos, hijos de puta… ¿por qué entonces le sorprendía que la historia de esa chica no fuera distinta?

-Bueno… gracias, un placer conocerte – agregó la chica y sonrió mientras la rodeaba para alejarse.

Rose la observó y por un segundo su boca se abrió para contarle todo, decirle que su “prometido” era tan pendejo como los demás y que entendiera y sufriera lo que tenía que sufrir… pero no pudo.

-¡Espera! – Gritó y se acercó a ella sonriendo ligeramente aunque mirándola triste – Emmett no está aquí, lo envié a buscar unos documentos en la Empresa así que no vendrá en un tiempo…

-Oh… - dijo desilusionada – bueno, eso me pasa por no llamarle antes, aunque me había dicho que iba a estar aquí – agregó confundida.

-Soy su jefa – se encogió de hombros -, acabo de llegar de Inglaterra para controlarlo y está cumpliendo mis órdenes.

La chica sonrió ampliamente y asintió ligeramente mientras se devolvía hacia la calle.

-Le aseguro que Emmett es el mejor empleado que tendrán, es bueno en todo - sonrió y la miró fijamente -. No te dejes engañar por su parte juguetona, él es más serio que todos nosotros.

Rosalie asintió sin poder decir una palabra sintiendo que se iba a ganar el infierno por lo que hizo, pero no fue para ayudarlo a él, se reiteró, sino por esa chica de ojos grises que estaba a riesgo no solo de que le destrozaran el corazón sino de encontrar al hombre que amaba follándose a una mujer. Eso es algo que llega a destrozarte por dentro, lo sabe porque lo vivió.

-Bueno… muchísimas gracias y un placer conocerte…

-Rosalie – agregó estirando sus labios en forma de sonrisa.

La chica asintió y se retiró inmediatamente dejándola parada en el sitio y negando con la cabeza dudosa de si había tomado o no la decisión correcta, lo peor es que una parte de su ser temía que tal vez al no descubrirlo ahora, después sería peor. Un segundo después se encogió de hombros y negó con la cabeza tratando de alejar esos pensamientos de su cabeza, esa mujer y esa historia no le interesaba, ni era su responsabilidad por Dios. Que se entere cuando tenga que enterarse.

Rose regresó a su asiento unos minutos después, pero antes de tomarlo por fin levantó la mirada y observó al hombre más hermoso que había visto en su vida. Se quedó sin aliento por unos segundos.

Era joven, tal vez unos años mayor que ella pero Dios, era perfecto. Tenía el cabello negro un poco alborotado, los ojos azules penetrantes, o imaginaba que lo iban a ser cuando la mirara y su cuerpo se evidenciaba formado y estilizado debajo de ese pantalón negro y camisa azul.

Sintió como su vagina se comprimía y se humedecía y quedó asombrada por esa respuesta. Nunca en su vida había reaccionado tan visceralmente por una persona, jamás. Respiró aceleradamente varias veces y en ese momento él la miró por fin, a solo un par de metros de distancia de ella y literalmente dejó de caminar. Era como si hubiese sido el impacto de verla lo que le hubiera detenido.

La miró lentamente, evaluándola, detallándola y por primera vez no se sintió molesta o gustosa por su apreciación, solo se sintió deseada y tuvo que apretar ligeramente sus piernas porque el dolor de su vagina se volvió ligeramente insoportable.

Él caminó hacia ella y llegó a su frente sin decir una palabra, solo la miraba de arriba a abajo hasta parar en sus labios, y quedaron fijos allí, por un momento temió que como reacción a eso emitiera un gemido bajo de excitación y hambre.

-Eres la mujer más hermosa que he visto en mi vida - susurró unos segundos después a varios centímetros de su cuerpo.

Rose empezó a respirar más aceleradamente sin dejar de mirarlo o querer detenerse, era completamente adictivo y algo le atraía como un imán, una respuesta sexual que solo se podía percibir entre ellos dos. Era asombroso, jamás pensó que eso en verdad existía.

-Dios santo - escucho que decía y su propio cuerpo traicionero dio un paso hacia delante para sentir su calor -, esto no puede ser posible - murmuró de nuevo y ella se mordió el labio cuando sintió su calidez, sus senos le dolían debajo del sostén incómodo y se maldijo por haberlo usado.

Era más alto que ella, incluso con sus tacones poderosos le llegaba solamente hasta su nariz, pero por una vez no fue una sensación de inferioridad sino de feminidad lo que le invadió, se sentía pequeña, menuda y Dios… una parte de ella quería que la envolviera en esos brazos gigantes y le mostrara lo diminuta que podía llegar a ser.

Él movió su mano y la colocó en su cadera en un movimiento lento y casi tembloroso. Con ese toque todo su ser se estremeció, como si la hubiesen sacudido y literalmente su sexo se inundó y convulsionó ligeramente.

-Oh mierda - escuchó que el hombre le susurraba -, ¿qué está pasando?

Ella no lo sabía, solo quería acercarse más a él y que le besara, que la tomara en la calle, frente a los constructores, demonios, inclusive frente al taxista. Nunca creyó tener el fetiche de vouyerista pero tampoco había sentido su cuerpo arder con tanta necesidad y no pensaba que pudiera aguantar hasta tenerlo solo para poder tirarse encima.

Pensó en ese momento en el tráiler y se dijo que si el maldito de McCarthy no había terminado ella igual lo sacaría porque no había nada en el planeta que ansiara más que a ese hombre, y esas manos, en ese momento.

Abrió la boca para pronunciar su proposición mientras lo miraba fijamente y se quedó de nuevo sin habla, ¿una simple mirada podía marearte y volverte en completa gelatina?

-Ya veo que encontró al jefe - le gritó alguien y ella parpadeó y sintió que él se alejaba un paso quitando el agarre de su cadera. Su cuerpo se quejó inmediatamente por la falta del toque haciendo que casi le doliera físicamente.

Rosalie parpadeó de nuevo y miró fijamente al chico sintiéndose confundida.

-Jefe, ella es Rosalie Hale, la que le dije que venía de Pattens.

Él asintió aunque se veía todavía un poco confundido -. Mucho gusto, soy Emmett McCarthy.

Le tendió la mano y ella en ese momento sintió que su corazón se retorcía mientras el entendimiento la golpeaba. Lo miró a él y a la mano como si fuera un espécimen.

-Por lo que veo será un completo placer trabajar contigo, inglesa ardiente – le dijo sonriéndole de medio lado y esas palabras causaron que diera un paso hacia atrás.

Ella lo miró horrorizada todavía sin darle la mano, odiándolo por ser quien era, porque lo entendió ¡él es el maldito que estaba follándose a una mujer en su tráiler mientras su novia le cocinaba!

Y Ella... ella se odiaba a si misma porque siempre hacía lo mismo, ¿por qué tenían que atraerle los hombres bastardos, sin corazón y engañadores? ¡¿Por qué no podía ser de otra manera?! Tenía que desear a los tipos que le hacían daño, tenía que volver a ser una tonta, imbécil y...

En ese momento suspiró hondo deteniendo el torrente de pensamiento que escapaba sin control, todavía con el bastardo extendiéndole la mano frente a ella. Levantó la barbilla decidiendo que no, no volvería a ser esa niña idiota, ni a dejar que alguien se acercara y le obligara a darle todo, mucho menos a gente que no servía, así se lo había jurado la primera noche que pasó en el hospital, sola, destrozada e humillada.

Solo lo olvidó un segundo, pero ya lo había vuelto a recordar.

-Me haces el favor y me tratas con respeto porque soy tu jefa, te referirás a mí como Señorita Hale, imbécil. Enséñame los planos porque me quiero largar de aquí rápidamente.

Él la observó frunciendo el ceño y bajó su mano que hasta ese momento había estado extendida. Ella empezó a caminar ignorándolo pero dos pasos después se detuvo y lo miró fijamente.

-Espero que hayas limpiado el tráiler después de usarlo, no quiero tu mierda en mi sitio de trabajo.

-Sí, mi alteza - se burló sonriendo ampliamente y ella entrecerró los ojos y apretó los labios hasta volverlos una línea.

Se volteó y siguió el camino hacia el tráiler con un solo pensamiento: No, ella no iba a volver a ser débil nunca más.
---

Disclaimer: Todos los personajes pertenecen a Stephanie Meyer. Solo la trama me pertenece.

34 comentarios:

  1. xd ahora quiero la version de emmet q habra pasado

    ResponderEliminar
  2. OSiiiiiiiiiiii es MIooooooooooooooooo xD jajajaj e dicho que lo amo...xD

    ResponderEliminar
  3. Siiiiiiiiiiiiii.. si puedes...siiiii???

    ResponderEliminar
  4. Awwww!!!

    Era otro el sucio que estaba usando el Trailer!!!!! No se porque pero ubicandome mentalmente en el sitio Emmett aparece de un lado contrario a donde esta el trailer! Eso no lo dices pero yo lo mentalice asi...

    Ufff que fuerte la atraccion de ellos y bueno si el dice que solo engaño a la novia pensando en Rose pues yo le creo!Me encanto!!! Quiero saber mas de ellos!

    ResponderEliminar
  5. Joder, eso fue muy muy muy caliente.

    Y lo pero es que yo quiero Emmetpov de eso ja aj aj

    ResponderEliminar
  6. Santa cachucha ya conocemos un lado de la historia.... quiero la version de mi osito *o* // una atraccion tan poderosa como la q sintieron no es normal.... excelente Outtake

    Muy lindo el blog Betza...

    ResponderEliminar
  7. ahhhhhhhhhhhhhhh...mujer en serio me vas a matar con tus historias! muy muy buenooo!!! EL PUEBLO PIDE UN EMMET POV!!! jajaja
    Te sigo leyendo! como siempre
    Un abrazo
    Charli ;)

    PD: increible el blog! :D cuenta con que lo siga! ^^

    ResponderEliminar
  8. La curiosidad me puede quien leches estaba en el trailer.....

    Espero que estos dos se arreglen

    besitos

    ResponderEliminar
  9. Betza tengo el presentimiento que nuestro osito es inocente jajajajjaja...pobre y me encanto ver como describes esa fuerza que los arrastra a los dos como imanes!!! me encantaa!! saludos!!!

    ResponderEliminar
  10. O.o no puede haber sido Emmet...nooooo, algo tiene que haber tras lo que vio Rosalie...el no puede haberse portado asi buaaa.... !!!
    Excelente Outtake amie..

    besitos,

    Isita

    ResponderEliminar
  11. Yo digo que Emmett no era el que estaba follando dentro del trailer , y ojala pudieras hacer un Emmett pov

    ResponderEliminar
  12. puffffffffffff.......cualquiera sentiría eso teniendo a emmett de frente se conoce como todo un bombón..!
    con todo mi cariño...
    XoXo

    ResponderEliminar
  13. Quien seria el que estaba usando el trailer???
    Se podra un Emmett POV Betza???

    AAAAAAnda siii?

    ResponderEliminar
  14. Creo que ella se ha hecho sus propias suposiciones, cualquier cosa podría ocurrir ahí y seguro que no era sexo.
    Y entre ellos hubo chispa...

    ResponderEliminar
  15. DEfinitivamente tenemos que saber que fue lo que paso en ese trailer, comprendo totalmente a Rose,,,,,, que su cuerpo reaccionara asi, es lo mas normal, con tremendo hombre... hahahaha.... me encantó,

    ResponderEliminar
  16. Que bueno! Seguro q no era él el del trailer. Genial el capi, nos falta p saber donde estaba Emmet mientras se usaba su despacho como picadero, jajajaja.
    Q gesto tan bonito d Rose d intentar evitar q la prometida se lo encontrara con otra. Si es q la chica d hielo tiene corazón! Me ha encantado la atracción q han tenido inmediata e irrefrenable.
    Emmet ostenta el titulo d ser el único q ha dejado a Rosalie Hale sin palabras. Jajajaja.

    ResponderEliminar
  17. yo quiero la continuación tengo la sospecha de que en el trailer no estaba Emmette pero quien sabe que cosa tramo tu linda cabeza :D
    Por cierto muy lindo tu blog

    ResponderEliminar
  18. Ouggg!!! de verdad apoyo la idea del POV de Emmett, pero sera que de verdad fue Emmett el que estaba en el trailer, o seria alguien mas, despues de todo Rosalie nunca lo vio con sus propios ojos, solo escucho!!!
    Me encanto el Outtake, ademas del blog que esta super, me fascina!!!
    Besos gigantes!!!
    XOXO

    ResponderEliminar
  19. OK!!!!!!!!!!!! ya entendi!!! No era Emmett!!!! eran otros los k estaban ahi!!!! arg es k Rose se dejo llevar... por todo lo k paso...

    Grax por el outtake!!! ya k era de las k te tenia loca con lo k habia pasado entre Em y Rose!!! grax grax

    aunk falkta la vdd... k paso en realidad.... k tendra tu mewnte macabra.... hahahaha

    pd: Franchy again

    ResponderEliminar
  20. la verdad es que me niego a creer que emmett lo hiciera!!!! de verdad necesitamos un emmett pov para conocer su punto de vista y ver que mal entendio rose
    felicidades por el blog!!
    Karely!!

    ResponderEliminar
  21. Felicidades x la ignauracion y gracias x el reconocimiento. En cuanto al outtake, esta execelente, pero falta la parte Emmett. Hay algo que no cuadra. Se sintieron atraidos, sus cuerpos se reconocieron, a pesar de que el estuvviese prometido. En fin algo falta en la ecuacion. Kisses y gracias x todo.

    Slds


    K

    ResponderEliminar
  22. Ahh!
    Que brutos estos dos...y q cosa con eso del reconocimiento fisico..goshh!! eso es :O

    Ya quiero leer el siguiente..
    besos
    Eli

    ResponderEliminar
  23. Creo a que rose hay que enseñarle que las cosas no son lo que parece!!!


    Pobre rose solo se dejo llevar de lo que cree que paso!!

    ResponderEliminar
  24. Estoy casi segura de que ese de trailer NO ERA MI EMM asi que seguire fiel a el

    ResponderEliminar
  25. HOLA, YA ESTOY POR AQUÍ, MARAVILLOSO COMO SIEMPRE.. BUENO ROSALIE SIEMPRE TAN ELLA, ACTUANDO ANTES DE ANALIZAR O PREGUNTAR, SIEMPRE LA HE ADORADO POR SU CARÁCTER, PERO LAMENTABLEMENTE A VECES SE PASA Y NO SOLO SE DAÑA ELLA, SINO QUE LASTIMA A LOS DEMÁS... ME ENCANTO COMO LA DESCRIBISTE FUERTE, DECIDIDA, LLENA DE ENERGÍA, PERO CON UN DOLOR EN SU ALMA QUE NO LA DEJA VIVIR Y EMMETT TAN LOCO, PERO SI LE GUSTO ESA MUJER DESDE EL PRIMER SEGUNDO... Y AUNQUE ESTABA COMPROMETIDO, EL SABE QUE ESTUVO MAL, PERO NO CREO QUE LA ALLÁ ENGAÑADO, SOLO QUE ROSALIE ES IRRESISTIBLE.... BELLO, FABULOSO, PERFECTO COMO SIEMPRE... MUCHO BESOS.. NOS LEEMOS PRONTO.. MILES DE GRACIAS... FELICIDADES....... FABULOSO EL BLOG, HERMOSO, PERFECTO,,, ME ENCANTA

    ResponderEliminar
  26. ohhh que jodida es Rose.. jajaja.. bueno yo lo cantaba en la cara...pero ella no lo vio a el .. jummm... que mal cuando tendemos hacer suposiciones y de paso erroneas

    ResponderEliminar
  27. Buenooooooooooooooooooo jajajajaj ha sido buenisimo

    ResponderEliminar
  28. wauuuuuuuu moriiiiiiii quiero saber q paso en realidad!!!! xq aqui hay garo encerrado!!

    ResponderEliminar
  29. mmmm Ahora entiendooo! Creo que No era Emmet quien estaba en el trailer, es más creo que alguien le tendio una emboscada a la novia, para que peleara con Em... pero ¿quién?...
    Rosaile creo que se dejo llevar por su experiencia pasada con Royce, se vio proyectada en la novia de Emmet y quiso de alguna forma "salvarla"
    Me ha encantado que muestres parte de la historia de Emmet y Rosaile.
    Muy esclarecedor! me encanta!

    ResponderEliminar
  30. Huuuu.... ahora voy entendiendo todo

    ResponderEliminar
  31. juju al fin me pude pasar a leerlo completo, wow es increible como se hacen las confusiones pero en el caso de rose al ser alguien tan insegura por dentro creo que fue una reaccion normal, de defensa besos :)

    ResponderEliminar
  32. asi que esto fue lo que paso! interesante!

    fany cullenpattz

    ResponderEliminar
  33. Por fin al dia con este!!! voy por el otro, pero como me encanta Emm!XD

    ResponderEliminar