lunes, 25 de julio de 2011

Segundo Outtake Rose&Emmett: Primera Vez


Este outtake va dedicado para LaFlacu con todo mi afecto... si cariño, como lo has dicho en todo el blog OSI es todo tuyo... y de hielo :P

Cumpleaños de Bella…

Rosalie estaba bailando sensualmente en la pista de baile junto con las chicas. Era el cumpleaños de Bella y deseaba divertirse más que nunca, es por eso que estaba bebiendo más de la cuenta o de lo que estaba acostumbrada; empezó con el champagne en el apartamento y cuando llegaron se turnaba entre el whisky de Edward, un poco de las bebidas de Bella y la tequila que había pedido para ella. En conclusión, estaba mezclando. Al día siguiente desearía no haber nacido, pero en ese momento se sentía bien y podía seguir hasta el amanecer.

Quería vivir. No preocuparse por su mundo, las injusticias, los hombres bastardos o sus errores de antaño. Solo bailar y ser… feliz.

Notó que Bella y Ángela se alejaron y se pegó a Bree mientras se contorneaba provocativamente. Un hombre rubio se acercó a donde estaban y le permitió bailar con ella sin preocupaciones o defensas. Necesitaba divertirse, moverse, beber y tal vez follar con alguien en el proceso. Hoy iba a ser libre.

Escuchó a Bree reírse y gritarle algo parecido a que iba a volver a la mesa así que asintió a lo que sea que haya dicho y se acercó más al rubio mientras se volteaba para contornearse y en el acto verificar si contaba con un buen paquete, se negaba a tener sorpresas y necesitaba una polla que le llenara hasta quitarle las ganas que le estaban matando. Al bailar con alguien se podía notar si el hombre sería bueno o no en la cama. Eran signos sutiles, si seguía el ritmo, la forma como empujaba contra una mujer, la manera en que la tocaba. No era un sistema perfecto, podría encontrar que a pesar de las señales el hombre era un asco en la cama, pero era su mejor forma de descarte.

-Eres sexy como el carajo - le susurró el hombre en su oído y Rose se contoneó ligeramente golpeando en el acto su trasero en su entrepierna e inmediatamente se sintió decepcionada cuando notó que su polla era normal o casi pequeña.

Alzó la cabeza deseando acabar con el juego y empezar a coquetear con otro sujeto con mejores perspectivas cuando se encontró frente a Emmett. La pista estaba llena de colores y movimientos de las demás personas, la tonada electrónica seguía sonando pero una parte de ella quedó paralizada al ser invadida por la atracción animal que le rodeaba cada vez que lo tenía cerca. Los años no habían logrado que menguara sino que seguia más viva que nunca y ahora se encontraba combinada con furia, frustración y odio porque no podía tenerlo. Sin embargo cuando la miraba así, fijamente y reflejando tanta hambre, casi se le olvidaba pensar o seguir recordando las razones por las cuales debía y tenía que mantenerse alejada.

Emmett la observó de arriba hacia abajo haciendo que se estremeciera contra el cuerpo del otro hombre y su mirada brilló como si se hubiese percatado de ese hecho. Dios… ese hombre debe ser su clase de droga y ella deseaba ser fuerte, apartarlo.

Sin pedir permiso se acercó a donde estaba y la tomó de la cadera pegándola a su cuerpo y causando que jadeara en el proceso. La miró fijamente y movió para que siguiera bailando y sorprendentemente lo hizo, sin gritar o exigir su derecho de elección comenzó a balancearse entre el rubio y él, rozando ambos cuerpos, sintiendo la mano de Emmett rodeando su cintura y subiendo hasta casi el borde de sus senos y las del rubio acariciar sus muslos. Notó como Emmett la empezó a empujar cada vez más hacia su cuerpo como si quisiera alejarla del otro hombre y en un acto de rebeldía se alejó de él para pegarse al otro, sonriéndole ampliamente como forma de reto. En respuesta sintió que metía una pierna entre sus muslos y la pegó con fuerza al otro hombre causado que jadeara en busca de aire.

Eso se volvió de alguna forma en una de las experiencias más eróticas que había experimentado en mucho tiempo.

Unos segundos después la tonada cambió, más lenta y más sexy. Emmett la pegó más a su cuerpo apartándola completamente del rubio y escuchó que le gritaba un “piérdete” al hombre pero ni le importó, se juntó más a él y le pasó las manos por su cuello mientras comenzaba a moverse seductora y lentamente, sin dejar de mirarle a los ojos ni un segundo.

Él encontraba cada movimiento, guiándola, empujando su cuerpo sobre el suyo, excitándola en el proceso mientras bajaban un poco; sintió sus manos acariciar su espalda baja rozando su vestido y arañándolo ligeramente.

-Aún eres la mujer más hermosa que he visto en mi vida – le dijo cerca de su boca y Rose se lamió su labio inferior mientras lo miraba y se restregaba aún más cerca de él.

Sintió que su cuerpo empezaba a reaccionar contra su roce, sus pechos se llenaban apretando su brasier y su vagina se contrajo pulsando desde su interior mientras se frotaba contra su muslo.

Emmett bajó las manos un poco más y comenzó a acariciar sus nalgas a la vez que la pegaba a su cuerpo y hacía que notara toda la extensión de su polla. Rose abrió los ojos desmesuradamente y lo miró fijamente con la boca ligeramente abierta al sentirlo.

-Dios… - jadeó y él sonrió amplia y lentamente, asemejándose un momento a un hermoso cazador.

-Sí… - susurró él apretando su trasero y subiendo ligeramente su vestido rojo en el acto.

Ella se estremeció al rozar su erecta carne contra una de sus piernas entre la ropa de ambos, se sentía grande… perfecto… y en ese momento deseó encerrarlo en un baño y verificar lo que solo podía presumir.

-Te deseo – le confesó Emmett bajándola un poco y besando su cuello. Rose gimió y todas las razones que debían estar presente e impedirle hacer eso se habían ido, solo quedaban las voces que le gritaban que también lo deseaba, que ella era libre y que si no lo tenía se iba a volver loca.

-Yo también – respondió con voz entrecortada y unió sus labios desesperada para probarlo por primera vez después de tantos años. No había cordura ni paciencia para un beso dulce y tampoco era lo que queria, por lo que agradeció que de una vez él introdujera su lengua y la poseyera a la vez que apretaba con más fuerza sus nalgas y empujaba haciendo que se removiera y pegara más a su ser. Subió sus manos hasta su cabello y lo jaló con fuerza y sintió que él vibraba contra sus labios.

-Vámonos de aquí – gruñó Emmett unos minutos después alejándose, tomándola de su muñeca y empezando a arrastrarla fuera de la discoteca.

Rose volteó hacia la mesa donde estaba el grupo sentado pero no vio a nadie y lo agradeció, no quería explicar ni pensar, solo salir de allí y hacer que esa excitación por fin le quemara.

Él consiguió un taxi casi inmediatamente y la metió allí rápidamente, masculló una dirección al taxista que no logró entender y volvió a besarla casi tirándola contra la puerta y estrellando sus labios contra los suyos.

Rose gimió sonoramente y abrazó su espalda empezando a arañarla mientras le respondía con fuerza, profunda y apasionadamente. Sintió que él abría sus muslos y se metía entre ellos, haciendo que casi botara toda su respiración; un segundo después una de sus manos rodeó su vagina sobre las bragas y ella jadeó contra sus labios mientras se removía.

Se besaron desaforados mientras Emmett la acariciaba y metía los dedos dentro de su braga rozando circularmente su clítoris con uno mientras introducía dos dentro de su ser. Estaban escondidos por su propio cuerpo que tapaban lo que estaban haciendo del taxista tragándose sus gemidos con sus labios que nunca la abandonaron la llevó al orgasmo en el puesto trasero de un taxi recorriendo la ciudad.

Rose se quedó con los ojos cerrados por unos segundos y sintió como él le bajaba la falda y después la jalaba hasta que le sentó a horcajadas sobre su cuerpo besándola de nuevo en su cuello. Ella recorrió su pecho formado y amplio con sus manos y abrió sus ojos nublados para mirarlo fijamente, Emmett la observó sonriendo maliciosamente y ella se removió sobre su regazo, con cada uno de sus músculos tensos y su erección presionando desesperadamente contra la tela del pantalón y traspasando su calor sobre la braga de ella. Hizo presión en ese punto y escuchó que siseaba por lo que sonrió maliciosamente. Emmett en respuesta subió sus manos hasta encontrar sus senos y empezo a acariciarla suavemente utilizando el pulgar para rozar sus pezones.

-Necesitan nuevos nombres - susurró Emmett amoldando los pechos con sus palmas.

Rose entrecerró los ojos y jadeó en respuesta, bajando sus manos hasta su cintura y clavandoselos con fuerza.

-¿Qué nombres? - Preguntó cuando sintio que besaba su mandíbula y bajaba lentamente.

-George - susurro apretando un seno - y Harry - terminó apretando el otro.

Ella clavó con más fuerza sus uñas - Imbécil – susurró y le apartó la camisa de su hombro izquierdo, colocando la boca en el punto donde su hombro y su cuello se unían. Allí en el grueso músculo palpitante, le mordió. No tan fuerte como para hacerle sangrar, pero lo suficientemente como para que su cuerpo se tensara, sus caderas se arquearan y aplastara su miembro en la cuna de sus muslos, haciendo que sus manos le agarraron las caderas con dolorosa fuerza.

Unos segundos después él gruñó ligeramente y la apartó mirándola con los ojos azules brillantes. Allí ella se dio cuenta de que habían llegado a donde sea que fuera. Observó al taxista que tenia los ojos pegados en el retrovisor sobre sus piernas y ella se bajó el vestido rápidamente asombrada por su abandono sin importarle quién estuviera cerca.

Observó que Emmett pagaba y después él tomó su muñeca y la sacó del taxi.

-Espero que haya disfrutado de la función - susurró Rose mirando el taxi que se estaba alejando.

-Eso fue solo el tráiler - contestó Emmett caminando hacia adelante y acercándola a una casa marrón de dos plantas. Subieron las escaleras del porche y tomándola de la cintura la pegó en una de las paredes al lado de la puerta principal para después empezar a acariciar sus muslos -. Espero que puedas resistir todo lo que te haré porque te he ansiado por mucho tiempo y ahora voy a tenerte.

Rose se estremeció fuertemente y bajó sus manos hasta su trasero, le apretó sus nalgas pegándolo a ella y le sonrió provocativamente.

-No quiero palabras, ajonjolí, solo acción.

Él rió y le dio un beso húmedo y abrazador pegándola contra la pared y acariciando sus nalgas, de nuevo. Al parecer Emmett era un hombre que le gustaban los traseros, aunque dejó de pensar en eso cuando le mordió su labio y reaccionó haciendole lo mismo.

Unos segundos despues él se apartó y besó sus senos sobre el vestido -. He soñado por probar estos durante mucho tiempo – ella gimió en respuesta y casi solloza cuando se apartó para abrir la puerta de la casa. Rosalie ni siquiera observó a su alrededor, sino que una vez dentro y todavía a oscuras tomó su camisa negra y la jaló arrancando todos los botones que sonaron al caer por la habitación.

Él comenzó a besar su cuello de nuevo, despues la volteó en un movimiento rápido y le quitó el vestido dejándola usando solo su brasier negro de encaje y el hilo del mismo color.

Abarcó sus senos con sus manos y ella se arqueó cayendo sobre su espalda, acariciando su cabello y besando donde pudiera llegar. Y se volvieron salvajes en ese momento. Rosalie perdió ligeramente el control cuando sintio su piel contra la de ella, necesitaba tocarlo, besarlo, aruñarlo, morderlo. Él respondia con la misma urgencia y la fue empujando hasta que llegaron a la escalera de la casa.

Al subir el segundo escalón ella acarició su polla sobre el pantalon y se detuvo porque no podia pasar otro segundo sin verlo. Lo empujó hacia el barandal de la escalera y le soltó el boton del jean y después bajó su cremallera, apartando lo que se interponía y descubriéndolo por fin.

Lo acarició y lo escuchó gruñir -. Si, nena, tócalo.

Ella observó maravillada el miembro que se elevaba hasta su ombligo y lo tocó en toda su extensión. Era más largo de lo que había imaginado cuando se rozó contra ella y grueso, del tamaño de su muñeca, era hermoso, latía con fuerza propia y se veía sus venas sobresaliendo rodeado de vello corto negro. Gimió al sentirlo y lo escuchó emitir una especie de sonido gutural proveniente de lo más profundo de su pecho cuando lo aruñó ligeramente.

-¿Te gusta? – Incitó juguetonamente mientras sonreía maliciosamente mirando su cara y después bajando a su pene.

-Nena. Dios mío. Sí - gruñó y la miró fijamente – Chúpalo.

Rose lamió lentamente sus labios y sintió que su corazón se aceleraba por la forma en como la miraba con pasion y hambre. Asi que lo hizo. Introdujo el glande en sus labios completamente abiertos para meter lo más que podia dentro de su cavidad, relajandose y procediendo a hacerle la felación.

- Oh nena, qué bueno - gruñó Emmett a la vez que la tomaba del cabello y empezaba a guiarla y hacer que profundizara.

Unos minutos después él la apartó antes de llegar a su orgasmo y le empujó sobre la escalera dejándola acostada entre varios de los escalones, después agarró su tanga con dos dedos y la arrancó causando que gritara ya que al hacerlo la rozó con la tela y casi la quema viva.

-Te gusta jugar, ¿verdad? - Preguntó separándole los muslos y acariciando con dos dedos su vagina más que húmeda.

-Si - susurró cerrando los ojos y arqueandose.

-¿Quieres que te coma? - Le preguntó mordiendo su muslo interno.

Rose gritó en respuesta y se arqueó más profundamente sintiendo dolor en su espalda baja al golpear con un escalon.

-Dios… si… - susurró.

-No te escucho - informó Emmett acariciándola -, dilo más alto - ordenó rozando su labio interno ligeramente.

-Mierda, ¡solo hazlo! - Gritó al sentir que volvía a hacerlo y después se alejaba logrando que creciera su frustración.

-Dime qué quieres que haga, pídemelo, lo necesito - le exigió acercando su cara a su vagina y soplando ligeramente buscando que se estremeciera.

-Jodida… - ella entrecerró los ojos, cerró los puños y gruñó - ¡Cómeme! ¡Necesito sentir tu boca en mi concha!

Escuchó que gruñía y después empezó a cumplir su orden. Rose subió la cabeza hasta golpearla con un escalon y gritó. Él la mordía, acariciaba, rozaba y tocaba como si fuera un manjar, con pericia y hambre, como si fuera lo mejor del planeta así que solo pudo dejarse llevar y explotar más de lo que había hecho alguna vez, cayendo en un abismo y sintiendo que hasta la respiracion le fallaba.

Él seguía allí, trabajando en esa parte de su cuerpo mientras Rose volvía a la tierra lentamente. Después, cuando ya habia vuelto ligeramente a su ser, sintió que la levantaba y le hacía subir las escaleras. La miraba sonriente, orgulloso y una parte de su ser quiso golpearlo por eso, pero estaba tan relajada que ni le importó.

Entraron a un cuarto oscuro, y ella quedó en la mitad de la habitacion sin ver nada en realidad ya que no había encendido la luz.

-No estas cumpliento tu palabra - informó él colocándose detrás de su espalda y mordiendo su cuello.

-¿Qué? – Preguntó confundida.

-No creo que resistas mucho más… - se burló.

Rosalie entrecerró los ojos y se volteó empujandolo contra la pared más cercana.

-Imbécil… apenas estoy calentando - susurró aunque una parte de ella estaba asombrada porque ya había tenido dos orgasmos, generalmente no ocurría tan fácilmente, sobretodo después del que no puede ser nombrado. Solo ese día con Edward mucho tiempo atrás.

-Así lo espero - gruñó Emmett volteándola para dejarla contra la pared, le tomó ambas manos y las subió encima de su cabeza apresándola con una sola mientras con la otra acariciaba su cuerpo causando que jadeara en respuesta - porque necesito sentir y ver arder al Hielo.

Ella gimió y él le abrió las piernas e inmediatamente Rose subió una contra su cadera.

-Fóllame - le pidió mordiendo sus labios -, aquí y ahora… ya… no puedo esperar más.

Él la besó por unos segundos y después acarició su centro ligeramente. Se retiró unos segundos y ella iba a pelearle cuando vio que sacaba algo del bolsillo de su jean que estaba en el suelo y se asombró al entender que se trataba de un condón, no habia pensado en eso ni una sola vez, cuando ahora eso formaba parte imprescindible de su vida y era prácticamente obsesiva con el tema. Lo miró desconcertada mientras se lo colocaba y empezó a considerar lo que estaba haciendo, pero él volvió a besarla y Rose decidió dejarse llevar de nuevo.

-Envuélveme con tus piernas - le ordenó y ella lo hizo rapidamente, gimió cuando se introdujo dentro un segundo después ya que aunque no se consideraba estrecha estaba completamente llena e incluso sintió que se estiraba para recibirlo.

-Mierda… ¿llegaremos a… la cama…? - preguntó Rose entre jadeos abrazándolo y mordiendo su cuello al sentir que entraba y salia rápida y profundamente. Sorprendentemente ya sentía como empezaba a contraerse su vientre y su cuerpo se preparaba para otro orgasmo.

-Pronto - respondió él apretando su trasero con una mano y acelerando - vamos… empezando.

Ella gritó y aruñó la pared cerrando los ojos con fuerza.

.

.

Rose se despertó sobresaltada al sentir el sol en su cara. Inmediatamente supo donde estaba y al abrir los ojos observó el reloj que estaba en la mesita por lo que evidenció que había dormido solamente un par de horas.

Por la reina… ese hombre no se saciaba facilmente y pasaron horas teniendo sexo y llevándola una y otra vez al orgasmo. Si antes pensaba que era adictivo, ahora estaba confirmado… después de probarlo… no cree que pueda alejarse.

Lo sintió removerse detrás de ella y sonrió al notar su mano en su trasero, de verdad tenía una fijación con esa parte de su anatomía, decidió en ese momento. Se movió y con dificultad salió de la cama sin despertarlo. Buscó en los alrededores su brasier y cuando lo consiguió, tirado sobre una lampara, agarró una especie de bata de baño que había en un sofá horroroso color mandarina y se retiró del cuarto cerrando la puerta detras de ella.

Lo primero que vio cuando bajó las escaleras es que la casa no se parecia al estilo de Emmett, todo era demasiado anticuado y gris, ademas que pareciera como si tuviera años en el mismo sitio, se sentía como una especie de tributo, no sabía por qué tenía esa sensación pero era lo que le gritaba su interior en ese momento.

Llegó a la sala y encontró su vestido tirado en el suelo y más adelante estaban sus tacones. Su tanga sabía que había sido destrozada por lo que ni se molestó en buscarla, tomó su ropa perezosamente y allí la vio. En un lateral de la habitacion estaba un gran portarretrato de Emmett con la rubia que habia conocido años atras. Su esposa. Y en ese momento le llegaron a su mente como si fuera una piedra contra su pecho todas las razones que el dia anterior se habian rehusado a aparecer.

Él habia engañado a esa chica, voluntaria y activamente. Esté ahora muerta o no, sea casado o viudo, la realidad es que cinco años atrás se había acostado con una mujer en un trailer mientras juraba fidelidad a otra chica. Una chica que aparecia en esa foto mirandolo con completa confianza. Esa misma mirada la había visto en otra mujer mucho tiempo atrás, en los ojos de la esposa de Royce también en una fotografía y en los suyos antes que le destrozaran.

Frente a la foto había un gran espejo ornamentado y lo que vio allí le hizo sentir completamente enferma. Porque estaba reflejando una mirada similar a esa que había jurado nunca permitirse volver a tener. Sus instintos estúpidos la jodieron de nuevo y se odió. En ese momento quiso golpearse y matarse porque lo había hecho de nuevo, esa noche no habia sido algo normal, de lo que se había acostumbrado hasta ese momento, sexo y nada más. En algún momento se había entregado, e incluso mucho más profundamente de lo que querría alguna vez aceptar y eso le aterrorizó porque significaba que no había aprendido nada. Era la misma estupida inocente que fue años atras.

Se vistió rápidamente sintiendo asco hacia sí misma y deseando escapar de allí para siempre además de buscar la forma de borrar todo lo que hizo la noche anterior.

Cuando estaba terminando de subir la cremallera de su vestido lo escuchó. Sabía que estaba bajando por las escaleras ya que su cuerpo reaccionó al sentirlo cerca, erizando su piel y contrayendo su vientre así estuviera completamente satisfecha.

Ella se volteó lentamente y quedó paralizada por un segundo al verlo usar unicamente un boxer negro que le caía ligeramente por sus caderas.

Se maldijo por su debilidad y eso hizo que se pusiera en guardia, el recuerdo de su promesa que nunca volveria a permitir que le hicieran daño le ayudó a bloquear esa vision y los recuerdos de lo que ese cuerpo le hizo sentir unas horas atrás. Levantó la barbilla y lo observó retadoramente, causando que Emmett bajara los últimos escalones más despacio frunciendo el ceño.

Cuando llegó a su lado, ella envolvió sus manos en puño a cada lado de su cuerpo y se apartó dos pasos.

-¿Qué sucede? - Preguntó Emmett extrañado y un segundo después sonrió ampliamente - Ya imaginaba que eras gruñona si no comías temprano, pequeña inglesa, nos llevaremos bien porque yo también lo soy.

-No, no lo haremos - dijo apartándose otro paso y mirándolo horrorizada -. Esto ha sido un jodido y maldito error – declaró sintiéndose furiosa.

Emmett frunció el ceño y dejó de sonreir inmediatamente -. ¿Ahora vienen los pies frios y las ganas de huir? Ayer…

-Estaba borracha – le interrumpió queriendo golpear a alguien, preferiblemente a sí misma, o a él, tal vez eso le gustaría más -, créeme que era la unica manera en que podría follar con alguien como tú.

-¿Alguien como yo? - Repitió enarcando un ceja - que yo sepa ayer no tenías problemas con mi género, sexo o cara, preciosa. Si de algo estoy seguro es que incluso disfrutaste cada uno de ellos.

-¡Jódete, imbécil! - Gritó empujándolo - Por supuesto que me sacarías el poco placer que me…

-¿Poco? – Repitió burlonamente – Eso no fue lo que me gemiste ayer debajo de mi cuerpo cuando lloraste que era la primera vez que tenías un orgasmo múltiple. Debieron quejarse en la casa del lado porque no los dejaste dormir.

-Y para eso es lo único que sirves y lo que puedes dar a una mujer – dijo sintiéndose humillada y queriendo hacerle tragar cada palabra -. ¡Eres un maldito hijo de perra, bastardo sin corazón ni alma! ¿Cómo puedes vivir contigo mismo? ¿Cómo alguien como tú puede existir?

-¿De qué mierda hablas, Rose? – Preguntó ya viéndose exasperado.

-¡No me llames así! - Gritó furiosa y se apartó otro paso - Solo mis amigos tienen permiso de usar ese nombre y tú ni siquiera mereces estar a mil kilometros de esa categoria. Te odio, me da asco lo que eres y me doy asco por haber permitido que me tocaras.

-¡Joder! - Gritó él acercándose furioso y ella instintivamente se alejó tres pasos de él, hundiendo un poco sus hombros y buscando con que defenderse. Nunca más iba a ser una victima, jamás volveria a permitir que alguien le golpeara, eso tambien lo aprendió de Royce.

-¿Qué mierda crees? ¿Qué te voy a hacer daño? ¡Nunca tocaria una mujer! ¡Así seas un puta reina del hielo jamás te golpearía!

-Eso es lo que los hombres como tú hacen – le escupió mirándolo con desdén -: usan, disfrutan, dañan y destrozan. Eso es lo único que les satisface…

-¿Qué demonios te pasó? – Preguntó cambiando su expresión de furioso a preocupado - ¿Quién te hizo daño? ¿Quién es el culpable de que pases del fuego al hielo tan fácilmente? ¡Maldita sea!

Trató de acercarse a agarrarla pero ella se alejó de nuevo y empezó a caminar hacia la puerta.

-No te importa – dijo desesperada, necesitaba alejarse, escapar de ese hombre y de sus errores -. No quiero que te me vuelvas a acercar, maldito, porque no respondo de mí si lo haces. Bastardo…

Se ahogó por sus palabras y la opresión en su pecho y salió caminando hacia la puerta para escapar. Cuando la estaba abriendo sintio que él la tomaba por un antebrazo con ligera fuerza y la volteó para que lo mirara.

-¡Suéltame! - Gritó inmediatamente empezando a revolverse y a tratar de golpearlo.

Él la pegó contra la pared y la contuvo con sus brazos hasta que ella dejó de luchar.

-No te entiendo - le susurró mirandola con furia -, y me estoy cansando de este juego.

-¡Esto no es un juego! ¡No te quiero cerca, acosándome o mirándome! ¡Jamás podrás merecerme! - Le gritó con furia - Un asqueroso hombre como tú nunca podría ser digno de algo bueno en el planeta…

Emmett se apartó cuando ella terminó de pronunciar esas últimas palabras mirándola con decepción y rabia. Antes de que ella se moviera le ofreció su telefono celular que hasta ese momento tenia envuelto en una de sus manos.

-Si esa es tu decisión, entonces vete – le dijo con voz carente de emoción -. Espero que no te arrepientas cuando veas la verdad.

-Nunca - susurró ella arrancándole el teléfono de las manos y volvió a intentar abrir la puerta. Unos segundos después lo consiguió y salió huyendo de él y de sus últimas palabras sintiendo dolor, rabia y furia porque por una noche se habia permitido ser libre y le habia costado demasiado… le arrebató todo lo poco que había conseguido y ahora no sabía cómo obtenerlo de nuevo.

-
Disclaimer: Todos los personajes pertenecen a Stephanie Meyer. Solo la trama me pertenece.

31 comentarios:

  1. Mujer!!
    que calors!!
    Estos dos son puro fuego ..
    en todos los sentidos..me ha encantado conocer esta parte de la hsitoria
    besos

    ResponderEliminar
  2. Acabo de morir no salgo de mi schok....osea a esa Hielo la matooooooooooooo MI OSI MI DIOS MI DIOS!!!!! awwwwwwwwwww nena GRACIAS dios estuvo no tengo palabra...no las tengo te quedo wow
    Te Adoro!!!!! <3 <3 <3

    ResponderEliminar
  3. Waaaa... Que intensidad... LA verdad no se podia esperar menos de estos personajes...

    Y si, estoy usando puntos suspensivos xD

    Jajaajaja Waaaa chama yo creo que Rose, esta full equivocada, veo que el del Trailer no era el Osito y cuando se de cuenta la va a pasar mal la pobre habiendolo juzgado.

    Que bueno conocer esta parte, podria haber un Outtake de Carlisle/Esme y uno de mi Jazzy!!!! Porfiiiiiiis si?????

    ResponderEliminar
  4. DIOS QUE FUERTE BETZA IDOLA!!!!....QUE INTENSIDAD HAY EN ESTE OUTTAKE...EL POBRE EMMETT DESPUES QUE LE DIOS LA NOCHE MAS MARAVILLOSA A AMBOS TODO SE VOLVIO UN DESASTRE..POBRE ROSE TODO LO HA PUESTO PATAS ARRIBA!!! SE QUE SI...SALUDOS BETZA

    ResponderEliminar
  5. mamaaaaa esto esta de infarto X.X

    PD: me encanta el pajarito asi no me deje leer pero ya encontre la manera de espantarlo xD

    ResponderEliminar
  6. Joder como se la gastan estos dos,hahaha como ha dicho Emmett pasan del fuego al hielo en un instante,jeje

    me ha gustado mucho

    nos leemos Beth
    besitos

    ResponderEliminar
  7. Joder... estos son puro fuego, me achicharré leyendo este encuentro explosivo... a la mier... Rose esta chiflas, lo acusa pero no termina de sacar todo, menos mal que el Osi de mi cacho entendió que la actitud de ella es por algo fuerte que le pasó en el pasado, ahora falta esperar a ver que pasa.
    besos mi amoooorrrrrrrr como siempre estuvo de infarto
    TE QUIERO UN CHORROOOOOOO
    Gine ;D

    ResponderEliminar
  8. Dios!!! wow!!! Rose k vamos a hacer contigo!! es k esta sufriendo tanto por malos entendidos, por terca y orgullosa!!

    Me encanto Emmett!!! k loindo el se preocupo por ella.. espero k cuando ella sepa la verdad de todo lo k realmente paso ese dia el recuerde k ella esta asi por algo... y k se entere de pork...

    Me encanto!!! este outtake esta super igual k el anterior!!! y sabes no harian dano unos cuantos mas a ver como keda todo al final... jajaja digo yo... hahaha

    ResponderEliminar
  9. Franchy me caes de un bien!!!! TE APOYO mas OSIIIIIIIIIIIIII lo amo <3 <3 <3

    ResponderEliminar
  10. wooww lo ame de verdad que rose se paso!!! es que ella es tan orgullosa!!! también le vamos que tener enseñar que Hablando se arregazan las cosas... ya vera que se va a repetir!!

    Me encanto lo que hizo Em ,la enfrento!! y para el colmo es tan lindo que se preocupa por ella cuando vio el pánico y su reacción de auto-protección ....de verdad que espero que recuerde eso ... para que no la juzgue tan mal después de que la verdad salga a la luz .

    Y mejor no opino de los multiorgasmos !! Me encanta esa pasión irracional que hay entre ellos!!!

    ResponderEliminar
  11. mmm pero que calor... creo que rose tiene que dejar de ber royce en cada hombre que crusa por su vida no todos son iguales? con sus excepciones, ella tiene que habrir los ojos olo espero que no sea demasiado tarde porque emmett no creo que le perdone todos los royos siempre vere si me puedo inscribir nos leemos besos!!!!
    karely
    pd: soy una papa para los blogs !!!

    ResponderEliminar
  12. Mas Rosalie imposible!!! Genial. El lemon increïble. Yo diria q fue:salvaje, animal. Entiendo a Rose, el instinto d supervivencia es casi siempre mas fuerte. Pensar q el es un promiscuo y verse atrapada en el magnetismo q desprenden la hace reaccionar así.
    Pobre Emmet, el se despierta sintiendose triunfador y el jarro d agua q le despachan no se lo esperaba.
    Tendremos q esperar a ver si se arreglan. Ojalá q sea pronto. Me apetecen mas encuentros salvajes d estos.

    ResponderEliminar
  13. Por algo soy tu fan , Dios escribes increible y estos dos hacen que salten chispas , juntos son dinamita pura !1 yo si creo que cuando la verdad sobre Emmett salga a la luz , a Rose no le quedara de otra más que pedir disculpas ...
    pekascullen

    ResponderEliminar
  14. gracias x avisarme me encanto xd estuvo genial

    ResponderEliminar
  15. santa cachucha muñeca pobre mi emm Rosalie va agar muy caro sobra decirte que me encanto como siemre quedo gratamente sorrendida muuuu

    ResponderEliminar
  16. HOLA, UN CAPITULO INTENSO,, MUY SENSUAL, COMO ESTOS DOS SON PURA SENSUALIDAD, COMO SE COMPLEMENTAN DE UNA MANERA TAN PERFECTA.. VIENDO A MI EMMETT SER UN DIOS DEL SEXO, LO AMO Y ROSE UNA PANTERA SALVAJE.. PERO TAMBIÉN VIENDO COMO ROSALIE HALE METE LA PATA NUEVAMENTE, COMO POR TAN CABEZA DURA SE DAÑA Y DAÑA A EMMETT, QUE ESTUVO DISPUESTO A QUERERLA, A CUIDARLA PERO NO ELLA ES LO SUFICIENTEMENTE CABEZA DURA COMO PARA ENTENDERLO, ESPEREMOS QUE RECAPACITE A TIEMPO, SOLO QUE CREO QUE EMMETT ESTA DEMASIADO LASTIMADO COMO PARA PERDONAR SOLO CON UNA DISCULPA, Y PARA ROSALIE ESO ES MUCHO.. MUCHOS BESOS MI REINA.. MARAVILLOSO COMO SIEMPRE.. PERFECTO... NOS LEEMOS PRONTO.... MILLONES DE GRACIAS POR DARNOS ESTA MARAVILLOSA HISTORIA Y POR RECIBIRNOS EN TU CASITA... FELICIDADES

    ResponderEliminar
  17. que bonito pajarito !! jejeje me encantó el outtake muyyyy calienteee ,pobre taxista lo que tienen que vivir los pobres jeje..
    no lo puedo creer que después de tantos pero tantos orgasmos que le dio Emmett lo aiga tratado así!!!...
    Gracias X el capi Betza
    Besitos

    ResponderEliminar
  18. Bueno, al principio estaba muy hot osea te juro que me hubieras avisado y no me ponía bragas porque ufff... estas sensaciones al leer lemmons sólo pasan cuán son buenos, al punto de que te imaginas que eres tú, y para que quieres porno teniendo esto? ja aj ja y te juro qué esto sólo me pasa leyendo a Cara No, que a propósito te la recomiendo con todos su fics que son buenísimos¡¡¡ y con Teles del blog Leda Luna de invierno¡¡¡ otra muy buena escritora en español.
    Ya para el final me puse a llorar :S Rose es tan terca y boba y miedosa ahhhhhh y pobre Emmet :S nooo lloro mucho¡¡¡
    Y sí dices que necesito este outtake para entender el próximo capítulo pues espero ver avances entre estos dos¡¡¡ y obvio entre el temperamental Edward y la ingenua Bella.
    Será posible que en la puerta este Rose? ahhhh ya ni sé, ay quiero que sea mañana¡¡¡

    Ya te dije que fue muy hot? ahh pues fue MUYYYYYYY HOT, NECESITO UNA DUCHA FRÍA¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  19. Ay dios..!!!!!!!

    Creo que esta haciendo calor por aqui... O.o


    Estos dos si que son intensos..!!!!! La verdad Rose a veces (bueno casi siempre) es una tonta... porque no escucha primero??? que le cuesta. Aunque pensándolo bien a mi tambien me gustaria saber la verdad... que fue lo que paso en ese Trailer.... Espero que Emmett pronto diga la verdad.

    SALUDOS..!!!!

    ResponderEliminar
  20. este outtake estuvo DOBLEMENTE Caliente!
    Caliente por la noche de pasion que vivieron Emmett y Rose.
    Y Caliente por la discusion que tuvieron.
    Es entendible que Rose quiera apartar a Emm.
    Ahora si Yo fuese Rose, le habria soltado la sopa inmediatamente; le hubise dicho que el dia que se conocieron escucho que alguien estaba utilizando el trailer, que conocio a la esposa, que hablo con ella, que asumio que EL era el que estaba tirando con otra tipa y que por todo eso lo odiaba.
    Peeero Rose no es asi :( Cuanto durara esto??? espero que no mucho porque la depre no los va a querer abandonar.

    Volvi a suscribirme! Gracias por el aviso de pasarme por aqui.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  21. wooooooooooooooooooooow nena, al final emmett por un instante derritio el hielo, jajajajaj, el capitulo intenso intenso, besitos

    ResponderEliminar
  22. ohh x dios ese par dan y queman xlos poros.. wii!! Rose.. no ha aprendido nada esta chica.. uff que mal..bueno a lo que acontece me voy a leer el cap DI besos nena

    ResponderEliminar
  23. dios que fuerte!!!
    parece que son guerra juntos!!!!

    ResponderEliminar
  24. Como que ha subido la temperatura en un momento. ¿qué le pasa a Rose?

    ResponderEliminar
  25. UFFF... YO CREO QUE AQUI HAY UNA CONFUNCION.
    POR QUE NO LE DA LA OPORTUNIDAD DE EXPLICAR LAS COSAS...ASH QUE MAL, YA LOS QUIERO VER JUNTITOS...!!!!

    ResponderEliminar
  26. Wowww, me encantoo...

    Bueno ya se que no era EmmeTT xD
    Me gustaria que se solucionara todo y que apareciera Alice ¿Si? xD

    Me encanta tu blog

    ResponderEliminar
  27. Estos dos son completamentepartes importantes para lograr una combustion espontanea!!! Dios mio creo que es justo y necesario que se revele le verdad!!!

    Mi Bet Bella un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  28. Wuau!! esos dos no necesitan cerillos para encender el fuego!! estuvo maravilloso!!
    besos

    ResponderEliminar
  29. omg que cosas, pobre emmett se quedo como ¿que onda? el no sabia nada. Muchisimo calor con este lemmon nena jeje, me puse colorada al leerlo pero excelente besos

    ResponderEliminar
  30. Hola Betzzy! Acá, acechándote también en el blog! mmm... puedo entender que Rosalie tenga sus miedos e inseguridades, pero... woawww! no puede ser así... tan terca y obstinada... me fastidia...jajaja. Besos

    ResponderEliminar
  31. OMGGGGGG necesito una ducha fría jejejejeje

    por dios rose es demasiado orgullosa, nunca se a puesto a pensar en las verdaderas razones de lo que hiso emm y tampoco lo ah dejado explicarse.

    amoooooo a esta pareja!!!

    ResponderEliminar